El cuidado de la casa común

“¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan? Lo que está en juego es nuestra propia dignidad. Somos nosotros los primeros interesados en dejar un planeta habitable para la humanidad que nos sucederá”

«Laudato si’, mi’ Signore» – «Alabado seas, mi Señor», cantaba san Francisco de Asís. En ese hermoso cántico nos recordaba que nuestra casa común es también como una hermana, con la cual compartimos la existencia, y como una madre bella que nos acoge entre sus brazos: «Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba»

Así comienza la Encíclica Laudato Si escrita por el Papa Franciso sobre el cuidado de la casa común.

Se cumple ahora el quinto aniversario de su publicación y para conmemorar este hecho el Papa Francisco ha convocado la Semana Laudato Si (18 a 24 de mayo).

Hermanas Hospitalarias se une también a la celebración de esta semana: Ahora más que nunca cuidemos la casa común

 

Ayúdanos y comparte esta página